martes, 27 de octubre de 2015

Cupcakes de "Melocotones Helados", para mi querida Espido Freire



Muchas veces, cuando oigo a la gente criticar las redes sociales, me pregunto si saben la cantidad de cosas maravillosas que suceden gracias a ellas. 

Sí, es cierto que tienen su lado malo, que a veces parecen aislarnos más que socializarnos, y que muchas veces nos hacen perder el tiempo... Pero también nos dan la oportunidad de dar con gente maravillosa, a gente que, de otra forma, jamás hubiéramos llegado a conocer.


Me ha pasado ya en numerosas ocasiones con seguidores y seguidoras del blog, a los que he conocido a través de las redes sociales y con los que finalmente he trabado amistades que van mucho más allá de las redes. 

Me ha pasado con gente con la que comparto aficiones y gustos y que, tras conocernos por redes, hemos acabando siendo muy amigos.

Pero supongo que lo más fuerte que me ha pasado ha sido el hecho de que gracias a las redes sociales hoy puedo afirmar (orgullosa a la par que aún incrédula) que soy amiga de Espido Freire, la magnífica escritora y ganadora más joven del Premio Planeta.

Recuerdo que le escribí por primera vez vía twitter, allá por junio de 2014.

Acababa de leer su libro "Quería volar: Cuando comer era un infierno", que trata sobre la anorexia y la bulimia, y me había llegado al corazón. Me había visto reflejada en tantas situaciones que ella narraba y tenía tanto en común con ella (no sólo el haber tenido problemas con la alimentación sino también el haber cursado estudios musicales que me marcaron mucho, el amor por los gatos...) que no pude evitar escribirle en twitter.

Se inició en ese momento una conexión via twitter que pronto saltó a instagram y que nos llevó a descubrir que, además de tener todo eso en común, ¡éramos vecinas! Sí. ¡Vivimos a tres o cuatro calles nada más!

Durante meses nos comentamos casi a diario en instagram, intercambiamos algún que otro regalo por correo... y finalmente nos conocimos en persona en marzo, cuando acudí a la presentación de su último libro en la Fnac, sobre Santa Teresa.




Hoy, como buenas vecinas, compartimos chismes sobre nuestros gatos, nos hacemos visitas sorpresa e incluso intercambiamos regalos tan variopintos como flores comestibles, colgantes, papel comestible, colonias e incluso bálsamos labiales. Vamos. Que estoy muy contenta de contar con su amistad, ¡así es!

En fin. ¿Son increíbles las redes sociales o no?

Que después de esta chapa que os he soltado. A lo que iba.

Este mes se cumplen 16 años desde que Espido recibió el Planeta por su novela "Melocotones helados" (que si no habéis leído os recomiendo encarecidamente) y para homenajearla he creado estos cupcakes de Melocotón.

No, no están helados, el efecto escarcha lo he conseguido con azúcar... ¡con el frío que hace como para comer melocotones helados!

Sé que ya no están de temporada, pero es que el aniversario era ahora... Además aún se encuentran... y si no, ¡pues en verano os la recordaré para que la preparéis sin falta!




CUPCAKES DE "MELOCOTONES HELADOS"
Receta de Alma Obregón

Comenzamos preparando la crema de melocotón:

Crema de Melocotón:
  • 3 melocotones hermosos, pelados y cortados en cubos
  • 3 cucharadas de azúcar blanco
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de agua
  • 2 cucharadas rasas de maicena
Trituramos los melocotones con el azúcar usando el vaso americano o una batidora. Podemos añadir más azúcar si los melocotones están un poco ácidos. Disolvemos bien la maicena, mezclándola con el agua y el zumo de limón. Colocamos todos los ingredientes en un cazo y calentamos a fuego medio, sin dejar de remover, hasta que comience a espesar. Retiramos del fuego y dejamos enfriar cubierto con un film a piel.


Para el bizcocho:

  • 80 ml de aceite suave
  • 200 g de azúcar blanco 
  • 3 huevos M 
  • 180 g de harina 
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal 
  • 80 ml de leche semidesnatada 
  • 50ml de la crema de melocotón
  • Un melocotón cortado en pequeños cubos

Precalentamos el horno a 180º (160º si es con ventilador).
Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas de papel. Tamizamos la harina con la levadura química en un bol y reservamos. Batimos el aceite con el azúcar hasta que se integren y añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen. Agregamos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. A continuación, añadimos la leche, y volvemos a batir. Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea. Incorporamos la crema de melocotón y finalmente el melocotón en trocitos. 




Repartimos la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3. Horneamos 20-22 minutos o hasta que un palillo salga limpio.

Dejamos enfriar los cupcakes sobre una rejilla mientras preparamos la crema.


Para la crema:

  • 200g queso crema tipo Philadelphia. 
  • 120g mantequilla a temperatura ambiente, yo uso Kerrygold
  • 300g de azúcar glas

Para preparar la crema, batimos la mantequilla con el azúcar glas en la batidora y una cucharada de leche (cubrir el bol si no queréis convertir la cocina en un bonito paisaje nevado). Una vez se ha mezclado bien, añadimos todo el queso crema, que tiene que estar frío. Batimos unos minutos hasta que esté blanco y cremoso.

Decoramos usando una manga pastelera. Yo usé la boquilla 1M, que puedes comprar aquí.


Decoré mis cupcakes con unas rodajas de melocotón que rebocé con un poquito de azúcar para simular el efecto de escarcha y homenajear así el título del libro de Espido, "Melocotones Helados". 




Espero que os gusten (y que te gusten a ti también, Espido!!) y que los probéis. Quedan espectaculares y la crema de melocotón la podéis servir sobre helados, usarla para rellenar estos mismos cupcakes... Está de amor total!

Me despido por hoy y os prometo unas recetas terroríficas para Halloween!!!!

Besos a porrón!!

Alma







17 comentarios:

  1. Hola Alma, los cupcakes te han quedado hermosos, ummmmmm !!
    Me ha encantado el post, y al igual que tu creo que se puede hacer grandes amistades a través de las redes sociales, yo siempre saco el lado bueno de ellas, lo malo intento olvidarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que bonita entrada Alma! Para mí las rr.ss aportan más positivo q negativo, teniendo siempre en cuenta q si fuera de ellas, hay personas taaaan aburridisimas q para llenar sus vidas se dedican a machacar la de los demás, cómo no va a pasar aquí q encima el anonimato las respalda... Así q disfrutemos de ellas! 😍😍😍 por cierto esa crema de melocotón... De morir de amoooor!!

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, llevas razón, hay tantas cosas que son posibles gracias a las redes... tan solo hay que darles un uso correcto. Y no olvides que gracias a las redes también te conocemos más a ti y a personas como tú cada día! La receta la guardo sin pensarlo!!
    Muuuuak!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hm qué rico! Tendré que probar a hacerlos *________*

    www.peliholica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Seguro que a Espido le encantará este homenaje. Yo estoy de acuerdo contigo, las redes sociales nos aportan cosas maravillosas, yo también tengo muchos amigos gracias a ello. La gente que lo critica es porque realmente no las usan. Un beso super grande y nos vemos a través de las redes sociales ;)

    ResponderEliminar
  6. A mi las redes sociales me han aportado más cosas buenas que malas. Por ejemplo, retomé el contacto con una amiga con la que me carteaba cuando tenía 13 años, 15 años después!! Curiosamente descubrimos que nuestros caminos habían discurrido por derroteros similares... tiempo después por trabajo me mandaron a Madrid... le dije que quedar era complicado porque me mandaban a un barrio de las afueras que resultó ser donde vivía. Hemos retomado la amistad a lo grande, he ido a su boda y aunq vivimos en ciudades diferentes, sabemos que nos tenemos la una a la otra.
    Y hace poquito me hice cyberamiga de una chica muy muy maja... que tiene que saber que aquí estoy para lo que haga falta, jejeje. Ya sabes!!!!

    Preciosa entrada, celebro vuestra amistad!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Alma!
    Cómo haces para cubrir el bol al hacer la buttercream?... Cada vez que la hago, luego me pego una panzada a limpiar...
    Porque no sé como cubrirlo!!
    Un saludito :)

    ResponderEliminar
  8. Alma me encantaron...besos desde Perú

    ResponderEliminar
  9. Alma! No sabes como amo tu blog, fue el que me impulso a amar la reposteria. (LA AMO CON TODO MI CORAZON AHORA) No sabes cuanto te admiro. Saludos desde Colombia <3

    ResponderEliminar
  10. Hola Alma!! Espero estés bien. Puedo usar melocotones enlatados?

    ResponderEliminar
  11. Hola Alma!! Espero estés bien. Puedo usar melocotones enlatados?

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Hola alma! Una pregunta: si quiero hacer la receta pero con un pastel y no como cupcakes, debería aumentar las cantidades? o más o menos de qué tamaño sería un pastel usando las cantidades que presentas en la receta? Muchas gracias Alma, está genial la receta. Un saludo desde Colombia.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dejar tu comentario. Los leo todos y me encantan!!! Si tienes una pregunta, te recomiendo que visites la sección de dudas en el recetario. También puedes contactar conmigo vía Twiter (@alma_cupcakes) o en Facebook (https://www.facebook.com/objetivocupcake). Un beso!!