miércoles, 3 de febrero de 2016

Querido Mundo... ¡¡Este es Leadville!!

Hola!

Otra vez yo por aquí. ¡¡Sin receta!!

Pero bueno... ¿¿Qué está pasando??

Os cuento. Los últimos días están siendo muy ajetreados. Sí. MUCHO.

Resulta que ha llegado a nuestra casa un nuevo inquilino.

Es un inquilino muy chiquitito y muy perruno. Además es paticorto, suavecito y huele un poco a pestuzo (hasta esta noche no le podremos bañar).

Total.

Que llegó a nuestras vidas en busca de un hogar y nos ha revolucionado la casa.

Querido mundo: este es Leadville.


La verdad es que nuestro miedo (que se llevara mal con los gatos) quedó disipado desde el primer momento, cuando Minion se aproximó a él con mucha curiosidad y desde entonces no le ha dejado ni a sol ni a sombra. Es amor!


Pinky ha sido otro cantar. El primer día estaba un poco gruñona pero hoy ya está en su estado de ánimo habitual (vaya, ¡¡pasando de todo el mundo!!)

Sea como fuere, mi vida ha pasado a ser un no parar de limpiar pises, cacas, más pises, otro pis, ah... otro pis... (Es que cuando se pone nervioso de felicidad pues se hace pis...).

¿Que Alma tiene prisa para salir? Leadville se hace caca en el salón.
¿Que Alma llega tarde al taller? Leadville se hace caca en el pasillo.
Y así repetidamente.

Todo esto combinado con el escapismo de Minion.

Para que os hagáis una idea, todos los días que llego a casa, Minion me hace un Houdini y sale corriendo escaleras arriba (o abajo) por el portal. Antes era más fácil perseguirle pero ahora, cuando corro escaleras arriba (o abajo) me sigue Leadville emocionado, probablemente azuzado por los improperios que le digo a Minion, que le deben resultar muy divertidos. El día que nos crucemos los tres con un vecino, va a flipar.



Sea como fuere nos ha robado el corazón a todos, bueno, el corazón y las zapatillas de casa, dos pares de calcetines y la manta del sofá.

Pero le queremos con locura, vaya, aunque me pase las noches rascándole la barriguita cuando se despierta y tiene miedo a la oscuridad (y por consiguiente yo no pegue ojo), y aunque consiga hacer los pises siempre a dos centímetros del empapador. Sí. Justo en el suelo.



En fin.

Que como veis, me está siendo difícil meterme en la cocina a hornear... ¡pero prometo ponerme a ello!

Un beso enorme de esta mami de familia perruna-gatuna numerosa!

Alma


martes, 2 de febrero de 2016

Madrid Fusión 2016

Hola!

Hoy ando por aquí… ¡sin receta! Raro en mí, ¿eh?

Pero es que quería contaros mi visita a Madrid Fusión 2016 ¡y quería hacerlo sin falta!
El pasado miércoles tuve la surte de poder asistir a esta maravillosa feria de la gastronomía gracias a Kia España. El Kia Optima era el coche oficial de Madrid Fusión este año y, de hecho, fue lo primero que me encontré al llegar a la feria.



Pero vayamos al grano. Francamente, no tengo palabras para expresar la magnitud de este evento. En mi caso, como me encontraba en Galicia impartiendo unos cursos, no pude disfrutar de la feria más que un día… ¡¡se me hizo súper corto!! Sinceramente, el año que viene me gustaría poder asistir los tres.

La feria es espectacular. Por un lado tenemos toda la parte de exposición, en el que hay muchísimas marcas e instituciones vinculadas a la alta cocina, desde stands de cocina oriental a vajillas de lujo, quesos gourmet, panes artesanos, jamón ibérico, aceites… Es un festival para los sentidos y, sin duda, el lugar perfecto para hacer contactos y enterarse de las últimas novedades gastronómicas. Incluso hay una planta entera de la exposición dedicada al vino!


En muchos de los stands, además, hacen demostraciones. Yo me encontré con una de Mario Sandoval y con otra de cocina koreana así, de sopetón, y la verdad que me tuvieron un buen rato fascinada. Además, en el escenario principal no paran de sucederse demostraciones y diferentes eventos.

Todo hay que decirlo, en todos estos stands (o casi todos) se pueden degustar los productos que se están presentando, así que creo que más de uno se va de la feria con el estómago lleno!


Aunque lo más interesante yo creo que son los talleres y las ponencias que reúnen, en tres días, a lo mejorcito del panorama nacional (e internacional) de la alta cocina. Dani García, Oriol Balaguer, Eneko Atxa, Andoni Luis Adutiz, Mario Sandoval, Paco Roncero… Me dio mucha pena perderme el debate que se desarrolló el lunes “Homenaje a la revolución golosa en España” a la que asistieron desde Paco Torreblanca a Martín Berasategui, Jordi roca, Oriol Balaguer y Christian Escribá, entre otros. Por ejemplo, el día que estuve yo me interesó especialmente el debate de Anna Bellsolá, Beatriz Echeverría y Jesús Machí debatiendo sobre “El Pan en la mesa, armonías y desencuentros” y la demostración de Paco Torreblanca sobre “Postres con azúcar: soplado, doblado, estirado”. Además, tuve mi propio momento fan con Marcel, el ganador de Top Chef de este año, programa que seguí un montón :)


Vaya, que espero poder asistir de nuevo el año que viene… ¡pero los tres días! Gracias de nuevo a Kia España por darme la oportunidad de pasar un día tan fantástico en Madrid Fusión 2016.

Un beso y próximamente más recetas!!

Alma


lunes, 1 de febrero de 2016

Videorecetas con Dulce de Leche Márdel

Hola!

Recientemente grabé unas videorecetas utilizando mi (adorado) Dulce de Leche Márdel y por fin puedo compartirlas con vosotros.

Os las dejo aquí!!!!

Un beso enorme!

MOUSSE DE DULCE DE LECHE MÁRDEL



Ingredientes:


  • 300ml de nata
  • 250g de queso crema
  • 100g azúcar blanco
  • 300g dulce de leche Márdel


BROWNIES CON DULCE DE LECHE MÁRDEL



Ingredientes:


  • 115 g de mantequilla 
  • 210g de azúcar moreno tipo panela 
  • 3 Huevos M 
  • 120 g de harina 
  • 160 g de chocolate negro troceado 
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar 
  • Un bote de Dulce de Leche gourmet Mardel 


 CHEESECAKE CON DULCE DE LECHE


 

Para la base:

  • 200g de galleta digestive triturada 
  • 95g de mantequilla 
  • 1 cucharada de panela 

Para el relleno:

  • 700 g de queso crema 
  • 120 g de azúcar 
  • 2 cucharadas de harina 
  • 4 huevos M 
  • 100g de dulce de leche pastelero 
  • 65 ml de nata de montar 
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta 


Para decorar:

  • Dulce de leche pastelero 
  • Nueces pecanas 


GALLETAS RELLENAS DE DULCE DE LECHE




Ingredientes:


  • 250g de mantequilla fría, cortada en trocitos 
  • 250g de azúcar blanco 
  • 1 huevo 
  • 500g de harina 
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla 
  • Un bote de dulce de leche pastelero



 IDEAS PARA NIÑOS CON DULCES DE LECHE

  

lunes, 18 de enero de 2016

Tarta de rosas (y un súper concurso de San Valentín)



Recuerdo aquél día de 2011 cuando descubrí la decoración de tartas con rosas de buttercream.

Estaba en Alemania, hacía muy mal tiempo y dedicaba gran parte de mi tiempo a investigar... ¡y no precisamente en mi tesis doctoral! Realmente estaba enganchada a los blogs americanos de repostería, y no había día que no consultara mis favoritos: Joy the baker, Iambaker, Bakingdom...

Y un día vi una tarta de rosas en el blog de Iambaker que me dejó sin palabras. Nos sé si la inventó ella, pero sin duda fue la primera en llevar esa técnica a cabo para plasmarla en un blog. Pasé semanas soñando con esa tarta. Me iba a dormir y soñaba con hacerla. Estaba totalmente obsesionada.


En marzo, justo un mes después de que Amanda publicara su tutorial, hice yo mi primera tarta de rosas. Allí, en Alemania, sin casi materiales y con una técnica de lo más rústica, pero con ganas locas de poder tener mi propia tarta de rosas, preparé una tarta similar. Creo que esa tarta fue una de las claves para que decidiera dejarlo todo y dedicarme a la repostería. Nunca hasta entonces me había obsesionado así con nada, y fue en esos meses cuando la repostería pasó a ser mi pasión.

Desde entonces he hecho muchas tartas de rosas para múltiples ocasiones, aunque no las he subido al blog, y esta mañana, pensando en que se acercaba San Valentín, me he dicho que debía hacer honor a aquella tarta que tantísimo significó para mí.


En este caso la he hecho con mi bizcocho favorito de chocolate negro, la he rellenado de mermelada de frambuesas y la cobertura es una crema de merengue suizo de vainilla. Vaya, que no tiene desperdicio.

Pero antes de ir con la receta, os quiero anunciar que Hipercor ha lanzado un Concurso de recetas por San Valentín súper chulo. ¡A mí me han elegido como jurado junto a Belén Otero de "Cocinar para 2" y a Pamela Rodríguez de "Uno de dos"! ¡¡Qué honor!!

Para participar sólo tienes que elaborar una receta dulce o salada especial para San Valentín. La receta puede enviarse con o sin fotografía, aunque nos encantará ver el resultado final del plato para poder valorar mejor la receta.

Puedes participar hasta el día 7 de febrero a las 23:59 horas. Debes registrarte en la web de Hipercor y subir tu receta mediante un sencillo formulario.

El premio son tres cheques regalo por valor de 100 euros, uno para cada uno de los tres ganadores que se seleccionarán.

¡¡Haz click en la imagen para participar!!


Y ahora sí, vamos con la receta.

TARTA DE ROSAS
Receta de Alma Obregón

Para 3 moldes de 15 cms de diámetro

• 80ml aceite de oliva suave
• 250g azúcar
• 150g harina
• 50gr de cacao
• 2 cucharaditas de levadura química
• 2 huevos M
• 75ml de nata 35%mg
• 1 cucharadita de extracto de vainilla
• 150ml de agua hirviendo

Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos y enharinamos los moldes o los rociamos con spray desmoldante.

En un bol, tamizamos harina, cacao y levadura química. Reservamos. Batimos aceite, azúcar y huevos hasta que están bien integrados. Incorporamos la mezcla de harina y cacao.

Una vez la mezcla sea homogénea, incorporamos la nata y batimos de nuevo. Finalmente incorporamos el agua, hirviendo. Batimos de nuevo.

Pesamos la masa y la repartimos equitativamente entre los moldes.

Horneamos 25-30 minutos o hasta que los bordes del bizcocho se separen ligeramente del molde y al introducir un palillo salga limpio.

Desmoldamos cuando el molde esté templado al tacto y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Preparamos la crema:

• 4 claras
• 220g azúcar
• 350g mantequilla a temperatura ambiente (Yo uso Kerrygold)
• 2 cucharaditas de vainilla en pasta
• Colorante rosa en pasta

Mezclamos las claras y el azúcar y calentamos la mezcla al baño maría hasta que el azúcar se disuelva por completo. Pasamos la mezcla al bol de la batidora y montamos a punto de nieve hasta tener un merengue bien firme.

Incorporamos la mantequilla poco a poco, sin dejar de batir. Al principio parecerá que la crema se corta, pero si sigues batiendo pronto se pondrá súper sedosa. Añadimos la vainilla en pasta y el colorante.

En primer lugar, usamos una boquilla del 5, redonda, para hacer un borde en nuestros bizcochos y colocar el relleno de mermelada de frambuesa:


Después, cubrimos toda la tarta con una fina capa de crema, que servirá para sujetar las migas. Es importante que sea muy fina. Refrigeraremos la tarta durante, al menos, media hora.


Una vez fría, ya sólo tenemos que colocar la boquilla 1M de Wilton en nuestra manga pastelera y decorar la tarta entera realizando rosetones, empezando siempre desde el centro del rosetón hacia fuera (si os queréis reír un rato, aquí tenéis un tutorial también de mis comienzos). 

Para que os sea más fácil decorar, empezad siempre por las rosas de la base de la tarta para después hacer las superiores. Así no se caerán.


Espero que la preparéis y que os proporcione tanta satisfacción como a mí me produjo en su día.

Os deseo un inicio de semana maravilloso.

 Besos a porrón,

Alma




lunes, 4 de enero de 2016

Springerle


¿Qué tal van esas fiestas navideñas?

Nosotros hoy y mañana trabajamos, pero a última hora cogemos el coche y subimos a los Pirineos... ¡¡al fin!! ¡¡¡a la nieve!!!

Bueno. Realmente de momento creo que nieve haber no hay mucha, pero vaya, que se supone que va a nevar. 

Me preocupa un poco el hecho de irnos justo mañana por la noche a Jaca, claro, no vaya a ser que los Reyes Magos se hagan un lío y al no encontrarnos en casa nos dejen sin regalos.

Yo por si acaso dejaré a Minion encargado de abrirles la puerta. ¡Crucemos los dedos porque no la abra y se escape él!


Hoy os traigo una de esas recetas que son amor total y que son sorprendentemente fáciles. Eso sí, paciencia, que hay que hacerlas ¡¡¡un día antes de hornearlas!!!

Lo digo por si se las queréis hacer a los Reyes Magos... ¡¡¡Tenéis que empezar ya!!!

Las springerle son un tipo de galletas de anís, típicas de la Navidad en Alemania, Austria, Suiza y Hungría que se caracterizan por realizarse presionando la masa en moldes súper detallados de madera (podéis comprarlos aquí).

Si habéis estado en los mercadillos de Navidad las habréis visto, ¡sí o sí!


En su versión original, se preparan con bicarbonato de amonio. Si queréis hacer la receta clásica, tenéis que mezclar 1/2 cucharadita de bicarbonato de amonio con 1 cucharada sopera de leche y dejarlo reposar en torno a una hora y media antes de añadirla al resto de ingredientes. Podéis comprar el bicarbonato de amonio aquí

Para no complicaros, yo las he preparado siguiendo la receta de Patricia Arribálzaga, que aparece en su libro Cupcakes, Cookies & Macarons de Alta Costura, y que las prepara con levadura química.


SPRINGERLE
(Receta de Patricia Arribálzaga, libro Cupcakes, Cookies & Macarons de Alta Costura)

Ingredientes
  • 3 huevos 
  • 375g de azúcar glas
  • 60g de mantequilla a temperatura ambiente (yo uso Kerrygold)
  • ¼ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de levadura en polvo 
  • 500 gramos de harina
  • ½ cucharadita de aceite esencial de anís (yo usé anís en polvo pero también podéis usar aroma de anís)

Batimos los huevos en torno a 15 minutos con una batidora de varillas, hasta que tengan un color muy claro. Esto es importante para que las galletas luego tengan un color casi blanco.

Una vez se hayan aclarado, incorporar el azúcar glas, tamizado, y seguidamente la mantequilla y el anís. (Si estamos usando bicarbonato de amonio en lugar de levadura, lo incorporamos ahora). Cuando la masa sea homogénea, incorporamos la harina, tamizada con la levadura y la sal. 

Amasamos un par de minutos a velocidad mínima (a mano o con la batidora) hasta tener una masa homogénea. A continuación, sobre una superficie enharinada amasamos un poco más, y cuando no se pegue a las manos la estiramos con un rodillo bastante gordita (1,5 a 2 cms).

Pincelamos los moldes con harina (¡¡¡súper importante!!!) y apretamos con fuerza para dejar su marca en la masa. Levantamos el molde con cuidado para que no se nos pegue la masa y cortamos el borde de la galleta con un cuchillo o un cortador del mismo tamaño. Con una espátula, vamos pasando las galletas a una bandeja cubierta con papel de horno.

Dejamos reposar las galletas al menos toda la noche al aire (entre 8 y 24 horas). Se "secarán".

Horneamos a 150º entre 10 y 15 minutos, sin que se doren (ya que perderían su color blanco).

Una vez horneadas las dejamos enfriar por completo y después las almacenamos en una lata de galletas. Su sabor es mucho mejor al de 3 - 4 semanas que además estarán más blanditas.



Sinceramente, da pena comérselas. De hecho, yo sólo me comí una que me quedó mal el borde. Las demás las he regalado. Son taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan bonitas!!!!

Un beso enorme y que los Reyes Magos os traigan un montón de cosas!

Alma

martes, 29 de diciembre de 2015

Roscón de Reyes, ¡fácil y rápido!


Lo prometido es deuda, y aquí tenéis mi versión actualizada de la receta del Roscón de Reyes.

Es una receta fácil, sin complicaciones, sin masas madres ni prefermentos. Una receta que os va a salir perfecta SÍ o SÍ!!!!

Lo más importante para que os salga perfecta es:

  • Utilizar harina de fuerza (a la venta en cualquier supermercado)
  • Pesar correctamente la levadura
  • Respetar los tiempo de reposo
  • ¡¡¡No pasarse en el horno!!!



Para la masa del roscón:
  • 430g de harina de fuerza
  • 160ml de leche
  • 2 huevos
  • 7g levadura seca (o 21g de levadura fresca)
  • 60g de mantequilla
  • 80g a 120g de azúcar blanco (depende lo golosos que seáis)
  • 5g de sal
  • Dos cucharadas de agua de azahar
  • Corteza de naranja y de limón
  • 2 palos de canela

Para decorar:
  • Azúcar blanco 
  • Naranja confitada
  • Almendras laminadas 


Hervimos la leche con la corteza de limón y naranja y la canela.
Dejamos infusionar, tapado, hasta que la mezcla esté tibia. Colamos.
Añadimos el agua de azahar, el azúcar y la sal. Reservamos.

En un bol, colocamos la harina mezclada con la levadura (si es levadura fresca, la deshacemos con los dedos y la echamos en la harina). Incorporamos la leche infusionada y los dos huevos batidos. Amasamos hasta tener una masa elástica y homogénea. Podemos hacerlo tanto a mano como usando el gancho de nuestra amasadora.

Finalmente, cuando la masa esté bastante lisa, incorporamos la mantequilla, en trocitos, a temperatura ambiente. Seguimos amasando hasta que se integre por completo.

Colocamos la masa en un bol engrasado y cubrimos con film para evitar que se forme una costra. Dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble su tamaño (en torno a una hora).

Sacamos del bol, y hacemos una bola con la masa sobre una superficie enharinada.

Hacemos el agujero y formamos el roscón sobre una bandeja cubierta con papel de horno. Es MUY importante que hagáis un aro enorme, muy espaciado, para que cuando crezca el roscón no se os cierre el agujero. Si os fijáis en mi foto, ¡casi parece una rueda de bicicleta!



Dejamos reposar (bien cubierto por film) en torno a 40 minutos más, o hasta que haya doblado de nuevo.

Preparamos el azúcar mojado: ponemos 200g de azúcar blanco en un bol y lo rociamos con gotitas de agua. Mezclamos hasta tener el azúcar "mojado".

Pintamos con huevo batido y decoramos con la naranja confitada, la almendra y el azúcar mojado.

Horneamos a 190º durante 25 minutos.



Con la masa sale un roscón enorme, también podéis dividirla en dos y preparar dos roscones más pequeños.

¡Por cierto! Si queréis disfrutar de un roscón recién horneado por la mañana, cuando hayáis formado el roscón sobre la bandeja, cubrirlo bien con film y metedlo en la nevera. Irá creciendo lentamente durante toda la noche. 

Al día siguiente sacadlo y dejarlo volver a temperatura ambiente mientras calentáis el horno, en torno a 30 minutos. Después sólo tenéis que hornearlo y ñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaam!!!!!


Espero que lo rellenéis de crema pastelera, que ya sabéis que en casa es el relleno que triunfa!!!

(Si no os acordáis de la obsesión de mi familia con la crema pastelera, podéis leerlo aquí, y os hacéis con la receta de la crema de mi madre: http://www.objetivocupcake.com/2013/01/roscon-de-reyes-casero.html).

Ya de paso os deseo un FELIZ AÑO 2016 y que disfrutéis muchísimo de las fiestas con vuestra familia. No me bebáis mucho y aprovechad para hartaros a dulce que, total, ¡vamos a engordar igual! jejeje.

Un beso enorme

Alma







miércoles, 23 de diciembre de 2015

Tronco de Navidad de Nutella


Si hay algo que me horrorice desde que tengo uso de razón son los troncos de navidad con bizcocho reseco. No sé por qué, pero he tenido varias malas experiencias con los dichosos troncos en diferentes pastelerías, y lo que tendría que haber sido un jugoso tronco navideño, se ha convertido en una lija deslizándose por mi garganta que no pasaba más que acompañada por un tazón de cola cao.