viernes, 25 de julio de 2014

Emborracha a tus familiares y amigos a base de cupcakes (Cupcakes de nutella y Baileys doble)


Bienvenidos al mundo de Alma y los cupcakes para fiestas.

Alma normalmente hace cupcakes normales. Chocolate, vainilla, nutella... Es una persona correcta y moderada.

Normalmente.

Salvo cuando hay una fiesta.

Cuando hay una fiesta Alma carga tanto los cupcakes que ha llegado a gastar una botella de Baileys en una docena de cupcakes (true story!). También ha llegado a emborrachar tanto una tarta con limoncello que comerse una porción era peor que beberse un chupito.

Cuando hay una fiesta, los cupcakes de Alma podrían hacer que diérais positivo en el control de alcoholemia sin haber siquiera bebido una cerveza.

Sí señor. Soy la reina de los cupcakes alcoholizados. 



Cupcakes de Guinness, de gin tonic, de caipirinha, de mojito... Hago de todos los sabores.

Pero el que más triunfa, SIEMPRE, es este. Nutella y Baileys.

Y además ahora con arma secreta...

Sí. Me he hecho con estas pipetas.

Así que además de almibarar los cupcakes ahora pongo una dosis extra de Baileys fuera de ellos.

Mis víctimas de emborrachamiento cupcakero pueden así decidir si echarlo en el cupcake o sacarlo y bebérselo tal cual.


Doble carga de Baileysssssssssssssss

La receta de la crema es la más sedosa del mundo mundial. Ya vais a ver...

CUPCAKES DE NUTELLA Y BAILEYS DOBLE

Para el bizcocho:

  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 200 g de azúcar blanco
  • 3 huevos M
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal
  • 120 ml de leche semidesnatada


Para el almíbar:

  • 50 ml de agua
  • 50 g de azúcar
  • 30 ml de baileys


Para rellenar:

  • Nutella


Merengue suizo

  • 4 claras de huevo 
  • 220g de azúcar blanco
  • 350g de mantequilla
  • Nutella al gusto (un bote mediano más o menos, jejejeje)

Precalentamos el horno a 180 °C (160 °C si tiene ventilador). Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas de papel.
Tamizamos la harina con la levadura química en un bol y reservamos.
Batimos el aceite con el azúcar y los huevos, hasta tener una mezcla homogénea.
Agregamos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. A continuación, añadimos la leche, mezclada con el extracto de vainilla, y volvemos a batir.
Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.
Repartimos la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3.
Horneamos 20-22 minutos o hasta que un palillo salga limpio.

Mientras se hornean los cupcakes preparamos el almíbar: ponemos a calentar el agua con el azúcar y, cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y añadimos el Baileys

Calentamos las claras con el azúcar al baño maría sin dejar de remover, hasta que la mezcla alcance 50-55 °C (sin termómetro, lo sabrás porque el azúcar estará totalmente disuelto). Pasamos esta mezcla a un bol y montamos a punto de nieve con una batidora de varillas. Cuando esté a temperatura ambiente, añadimos la mantequilla poco a poco (que ha de estar bien pomada). Batimos hasta tener una mezcla sedosa y homogénea. Añadimos nutella al gusto (TODA LA POSIBLE!!!).

Yo separé una parte a la que añadí extracto de vainilla y colorante rosa, para que estuvieran más monos, pero vamos, que podéis hacerlos todos de nutella.

Almibaramos los cupcakes tras pincharlos repetidamente con un palillo. Luego los rellenamos con nutella. Decoramos los cupcakes con la manga pastelera (yo usé la boquilla 1M), rellenamos las pipetas con más baileys y las clavamos en los cupcakes.


Espero que los hagáis y emborrachéis a vuestros amigos y familiares como Dios manda. Que no todo en esta vida va a ser beber Gin Tonics!

Besos a porrón!!!!

Alma

Pd. Hoy han salido las fechas para los cursos de macarons de septiembre!!!!!!! Podéis reservarlos aquí: http://almascupcakes.es/tienda/

Pd2. Hoy es el último día para disfrutar de un 10% en toda la tienda y de regalos extra!!! Haz click aquí para saber más.



lunes, 21 de julio de 2014

Madre mía la que se me viene encima... (Granola de chocolate para desayunar)


1 mes.

31 días.

744 horas.

44.640 minutos.

2.678.400 segundos.

2.678.400.000 milisegundos.

Eso es lo que falta para que llegue el 21 de agosto.

O lo que es lo mismo, para que una servidora cumpla 30 tacos.

Que se dice pronto.

¡30 años!

Yo que de pequeña pensaba que con esta edad ya estaría casada, tendría dos hijos (o tres), un perro y una casita con jardín...

Bueno. 

¡Tengo una gata! 

martes, 15 de julio de 2014

Macarons de vainilla y frambuesa


Probablemente estáis pensando que me he ido de vacaciones. 

Que me he olvidado del blog porque estoy en una playa paradisíaca en algún lugar remoto del pacífico. 

Que me encuentro en Samoa, meciéndome plácidamente en una hamaca con un batido de fruta natural en la mano...

Ojalá fuera así!! Ojalá!!

martes, 8 de julio de 2014

Mi primera carrera de 100kms :)



Empecé a leer "Correr comer vivir" la semana siguiente a correr mi primer maratón, el de Madrid, hace un año y pocos meses.

He de confesar que hasta ese momento yo pensaba que el maratón era la distancia más larga que se corría. Nunca había oído hablar de "ultras", de "ultrafondo" y todas esas palabras que después fui aprendiendo.

Recuerdo que me terminé el libro (que trata de la vida de Scott Jurek, uno de los corredores de ultradistancia más importantes de todos los tiempos) en el viaje a Londres que hice con Ari y Gemma pocos días después, y que estaban hartas de mí porque leía y leía en cualquier medio de transporte en el que nos montáramos.

Recuerdo también que cuando acabé la última página me pensé: "esto es lo siguiente. Quiero correr más de 42,195km".

miércoles, 2 de julio de 2014

Tartaleta de Nutella y chocolate


El lunes fue uno de esos días.

Uno de esos días en los que ves que en el bote de 5kg de Nutella quedan ya tan solo unas pocas cucharadas aprovechables.

No, no os penséis que era mi último bote de Nutella de 5kg. NO. De ser así habría salido corriendo angustiada a comprar uno (como ya os contaba aquí).

Pero sí que eran las últimas cucharadas de uno de mis botes de 5kg... ¿¿cómo usarlas??


Me acordé del link a unas recetas que Ana, una de mis tres amigas locas reposteras, nos había enviado un día por whassup.

Allí había un S'mores Cake de café con bastante buena pinta (y nutella). Ahora, yo no quería echarle café. Ni tan poca Nutella (¿¿¿sólo dos cucharadas en toda la receta??? ¿¿pero qué miseria es esa??)

Total que hice mi propia versión, sin café y con más Nutella. Tenía que acabar el bote sí o sí...


El resultado es una bomba de relojería. Una explosión calórica. Un estallido de moléculas que van directas a alojarse en las cartucheras.

En resumen. Que está DE MUERTE LENTA.

O mejor dicho, que si te la comes entera probablemente mueras. 

Como dijo mi querido amigo Jesús: ¡¡es pan élfico!! 


Sea como fuere la verdad es que está muy muy buena.

Y que es muy (demasiado, diría yo) fácil de hacer.

Y además permite el uso del soplete (que siempre suma puntos).

Vamos con la receta.


Tartaleta de Nutella y chocolate
Adaptada de esta receta con bastante alegría y poca rigurosidad

Para la base:
  • 12 galletas tipo digestive (yo uso de las grandotas)
  • 2 cucharadas de nata (35% mg)
  • 4 cucharadas de nutella
  • 1 cucharada de mantequilla fundida

Para la capa de nutella:
  • 3-4 cucharadas de nutella

Para el relleno:
  • 310ml de nata (35% mg)
  • 360g de chocolate negro
  • 2 cucharadas de mantequilla

Para el merengue:
  • 2 claras de huevo
  • 110g de azúcar


Necesitamos además un soplete de repostería y un molde de tartaleta de unos 23 cms.

Engrasamos el molde con spray desmoldante o mantequilla.

Machacamos las galletas (o las trituramos con la picadora). Añadimos el resto de ingredientes de la base. Removemos bien. Con ayuda de un tenedor y una cuchara extendemos la mezcla por la base y los laterales del molde. Refrigeramos 10 minutos.


Echamos un par o tres cucharadas de nutella en el centro. Nos comemos otra (de regalo).



Extendemos bien la nutella por la base.



Preparamos el ganache para el relleno: troceamos el chocolate y lo colocamos en un bol resistente al calor. Ponemos la nata a calentar. Cuando comience a hervir, la echamos sobre el chocolate y removemos hasta lograr un ganache bien brillante. Añadimos la mantquilla y removemos hasta que se disuelva por completo. Rellenamos el molde con la mezcla y metemos en la nevera.


Refrigeramos en torno a una hora.
Entonces calentamos las claras junto con el azúcar al baño maría, hasta que el azúcar esté totalmente disuelto.
Las colocamos en el bol de la batidora y batimos con las varillas hasta lograr un merengue firme y brillante.


Lo extendemos sobre nuestra tartaleta con una espátula y lo quemamos con el soplete de repostería.

Nos la comemos.

Bueno, realmente está aún más buena si esperáis un ratito antes de comerla (recién sacada de la nevera puede estar un poco duro el ganache). Pero vamos, que os la comáis. Tendréis energía para el resto del día, la semana, el mes, el año, la vida. Digo.


Y ahora sí, me despido, no sin antes recordaros que... ¡¡¡estamos de sorteo!!!



SUERTEEEEEEEEEEEEEEE!!!!

Besos a porrón!

Alma






lunes, 30 de junio de 2014

Cookies sin azúcar y sorteaco!!!!!!!!!!

Galletas de zanahoria de "Objetivo: Galleta Perfecta"

Han pasado ya tres meses desde que salió "Objetivo Galleta Perfecta" y he pensado que podíamos celebrarlo con un sorteaco.

Un sorteaco de los "güenos güenos".

Total, cualquier excusa es buena cuando de sortear una Kitchen Aid se trata, ¿¿no??

jueves, 26 de junio de 2014

Bálsamos labiales caseros


Siempre tengo los labios secos. Siempre.

Da igual lo que haga. Tengo los labios secos.

Y no. No es por no tener ningún "cacao de labios". Lo contrario. Debo tener decenas. 

Porque siempre me pasa lo mismo. Paso por un sitio en que los venden. Y me noto los labios secos. Lo compro, me lo echo en los labios, lo guardo en el bolso... Pero al día siguiente cambio de bolso o de mochila, o me lo dejo en casa o en el coche, y al de pocos días me encuentro en la misma situación.

Sé que probablemente es por los entrenamientos... Al acabar me hidrato yo bebiendo agua (o cerveza! jeje), pero siempre me olvido de los labios. 

Y luego el día en que se me ocurre pintarme los labios (cosa que gracias a Dios no suele pasar mucho) me queda a ronchas porque tengo los labios machacados.


Total que un día vi que Joy Wilson (de Joythebaker) hacía labiales caseros.

Y es que con Joy sufro de obsesión blogueril: si Joy compra en Anthropologie yo también (aunque me suponga volver de cada viaje a Londres con la bolsa de mano a reventar de platos y demás cachivaches); si Joy usa pegatinas para las uñas yo también quiero usarlas (de hecho acabo de encargar una edición que ha diseñado ella aunque jamás he usado las famosas pegatinas y creo que no las sabré poner bien); si Joy saca libro lo reservo aunque falten meses; si Joy recomienda un libro, lo leo; si Joy recomienda una película, la veo. Todo lo que haga Joy me gusta (salvo los platos no vegetarianos pero bueno, ya decían en "Con faldas y a lo loco".... ¡¡Nadie es perfecto!!  jaja.)

En resumen, que si un día la conociera seguro que me da un chungo.


Y si lo hace Joy yo tengo que hacerlo. Sobre todo sabiendo que mal no me van a venir. Y que como salen tantos puedo meter un par en cada bolso y dejar unos cuantos en el taller a ver si así los uso.

Así que pasaban los meses y yo seguía pensando en los bálsamos labiales de Joy.


Total, que finalmente hace unos días me decidí a hacerlos y para ello me compré un montón de ingredientes raros.

Así de primeras veréis la lista y diréis: ¿¿¿Y todo eso dónde diablos lo compro???

Pues no os angustieis: hay miles de tiendas online que los tienen, también en tiendas de manualidades, tiendas de productos para hacer jabones y muchos herbolarios y tiendas de cosmética natural. Buscad en Google y veréis.

La receta para los labiales está basada en la de "mi Joy", aunque usando aceite de aguacate y manteca de karité.

Creo que si practicáis deportes al aire libre como yo, os van a ir genial. Como todo lo hecho en casa, da gusto usarlo: hidratan maravillosamente y encima tienes la satisfacción de haberlo hecho tú mismo. (Y como regalo "homemade" son la caña!!!)


Bálsamos labiales caseros
(Para un montón de botecitos de 30ml)

  • 4 cucharadas de cera blanca natural de abejas
  • 4 cucharadas de aceite de almendras dulces
  • 4 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate (también podéis usar de oliva)
  • 2 cucharaditas de manteca de karité
  • Esencia de tu sabor favorito (opcional)
  • Purpurina comestible  (opcional)
  • Un trocito de barra de labios para darle color (opcional)
Calienta al baño maría la cera con los tres tipos de aceite. La cera tardará un poco en disolverse.
Una vez la mezcla está totalmente líquida puedes añadirle tu esencia favorita, un aceite esencial, purpurina… (Es importante que la esencia sea a base de aceite y no de agua, porque si no nos fastidiará el bálsamo).

Además, si quieres que tu bálsamo labial sea de colores puedes incorporarle un trozo de barra de labios de tu color favorito y remover bien hasta que se disuelva. Yo cogí trocitos de una barra roja y de otra rosa y quedó genial. (No valen los colorantes de Sugarflair y similar, ya que no son liposolubles).

Vierte la mezcla en botecitos de cristal o aluminio (¡¡Cuidado!! ¡La mezcla estará muy caliente! ¡No te quemes!). Se endurecerá casi de inmediato.

Espera a que se enfríe… ¡¡y ya tienes tu bálsamo labial casero!!

Con la barra de labios roja quedó fucsia precioso!
Mi favorito: blanco con purpurinchis! jajaja
El neutro para mis compañeros de entreno que también sufren de labios resecos

Por cierto, como los botecitos son difíciles de encontrar, los hemos traído a la tienda online y podéis comprarlos en packs de 5 unidades en este link: http://almascupcakes.es/tienda/diy/2705-tarrito-de-aluminio-5-uds.html

De hecho con la tontería estoy planeando hacer también mis propias cremas caseras, ya os iré contando. Que si los labios los tengo normalmente secos no os digo cómo se queda la piel de tanto entrenar con estos días de sol abrasador!

Espero que probéis a hacerlos en casa. Yo he regalado labiales caseros a todos mis conocidos... ¡¡de hecho voy a tener que hacer más pero esta vez quedarme alguno para mí!!

Y me despido...

Por cierto, ayer finalmente comenzamos a poner en marcha un proyecto con el que llevo años soñando: mis cursos online. Espero próximamente poderos contar mucho más. ¡¡Al fin voy a poder dar clases a alumnos aunque vivan en la otra punta del globo!!

Mil millones de besos!!!

Alma