jueves, 21 de agosto de 2014

30 años (que se dice pronto) y batido de vainilla, cookies, chocolate y nutella.


Bueno, señoras y señores, ha llegado el día.

He cumplido 30 años.

Se dice fácil!

30 años!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

No estaba tan traumatizada con el cambio de año desde el año en que cumplí 25 (la idea de cumplir un cuarto de siglo también me agobió un poco).



Claro que para no entrar en una depresión profunda he optado por hacer dos cosas:


1. Encargar una fuente de chocolate BRUTAL para la fiesta de cumple que celebraré mañana. Tengo dudas incluso de si entrará en el propio local!!!! (venga va, os enseño cual es. Es la que sale aquí http://www.cuandonaceunsueno.com/fuentes-de-chocolate/. Sí. La grande!!!! Prometo fotos)

2. Hacer un batido ultra híper mega gocho. En extremo. Tiene helado de vainilla, cookies, chips de chocolate y un poco de nutella. Lo sé. Se me va la pinza.

Total, que entre unas cosas y otras creo que hasta estoy contenta con esto de cumplir años.

Ha molado tener 29 años: teniéndolos he corrido dos maratones (Valencia y Sevilla), una carrera de 100kms por el desierto, una de 100kms por la sierra de Madrid, he comido macarons hasta la muerte en París, he encontrado a Lucas (tras 29 años buscándole, que ya es tiempo!!! al fin!!), he conocido a mi "más mejor amigo" Jesús y a sus monguers, y han llegado a mi vida la pequeña Pinky y, más recientemente, la perrita montañera Tris. Y Bolita, que ahora ya no vive conmigo pero es feliz en una finca al aire libre (esa gatita pequeñita nunca quiso vivir en una casa!).

Teniendo 29 años, también, he sacado un libro de galletas, he abierto una tienda online y estuve con unas orejas de Minnie puestas en la cabeza más de 24 horas. También corrí la Sansilvestrada y bajé mi marca de maratón, media maratón y 10k.

Y por si esto fuera poco, además os he conocido a much@s de vosotr@s en firmas de libros, en la tienda, por la calle, en mis cursos... ¡¡y sois lo mas!!! ¡¡¡Os quiero!!!

Así que como tener 29 ha molado un montón, la verdad es que estoy deseando saber qué me deparan los 30. De momento sé que me espera una fuente de chocolate, una carrera de 100km en menos de un mes y el maratón de Chicago en octubre. No sé qué más puedo pedir!!!!



Batido para olvidar que cumples 30 años:

  • 8 bolas de helado de vainilla
  • un vaso de leche
  • 4 o 5 cookies (por ejemplo de estas)
  • dos cucharadas de nutella
  • chips de chocolate a porrón

Echamos todo en la batidora de vaso.
Batimos hasta tener una mezcla homogénea.
Servimos bien frío acompañado de nata montada.

Bebemos como si no hubiera un mañana.



Y ahora sí, me despido, que me toca ir de compritas para preparar la fiesta de mañana. 

Os quiero mucho, aunque sea un año más viejuna!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Alma treinteañera

Pd. Ya se ha publicado en facebook el resultado del sorteo de la Kitchen Aid!

lunes, 11 de agosto de 2014

Gofres con chips de chocolate (y sorteo!!!)



Me he escapado.

Sí.

A 10 días de mi cumple he decidido salir huyendo de Madrid, aunque sea por una semana.

Una semana en la que voy a hacer más de 2230kms.

Y no es que me haya ido a 1000kms de distancia de Madrid, no...

Es que se me ha ocurrido juntar dos planes en la misma semana: primero ir a la playa a Cádiz y luego también de paso ir a los Pirineos.

Vamos, que se me va la pinza.



Pero una cosa no quita a la otra y yo prometí a unos alumnos que vinieron a mi taller hace unos días que les publicaría una receta para gofres de chuparse los dedos. 

Bueno, les prometí también una de Tiramisú, pero no me ha dado tiempo.

Además el Tiramisú se puede hacer en cualquier época del año, pero para hacer gofres hay que tener tiempo para tomarse el desayuno (o la merienda) con calma, y para eso no hay nada mejor que las vacaciones.

Así que a desempolvar la gofrera toca (o a comprarse una)



GOFRES CON CHIPS DE CHOCOLATE
Receta de Alma Obregón

Para los gofres:
  • 260 g harina
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 buenas cucharadas de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 80ml de aceite suave de oliva
  • 325ml de leche
  • Chips de chocolate a porrón
En un bol grande, mezclamos bien la harina con el azúcar, la levadura, la sal y el bicarbonato.
En otro, batimos los huevos con la leche y el aceite. Incorporamos esta mezcla poco a poco al bol de la harina, usando unas varillas para integrar todo muy bien. Incorporamos dos buenos puñados de chips de chocolate.

Mi gofrera :)

Rociamos la gofrera con un poco de spray antiadherente o un poquito de mantequilla.  Echamos una buena cucharada de masa. 

Si estamos usando una gofrera eléctrica esperamos a que se dore bien por debajo y por arriba. Si estamos usando una manual como la mía, cuando veamos que está hecho el gofre por debajo, le damos la vuelta a la gofrera para que se dore por el otro lado. 

Lo pasamos a un plato y repetimos la operación hasta acabar con toda la masa. 

Una vez tenemos todos los gofres hechos, nos atrincheramos en la cocina y nos los comemos con un poco de nata, o helado, o sirope de arce, o de chocolate, o nutella, o mermelada, o dulce de leche…

También podéis añadir azúcar perlado.



Pero esperad. 

No os vayáis todavía a hacerlos, que tengo algo que anunciar.

Se acerca mi cumple y quiero haceros un regalazo para celebrar que cambio de década...

Así que...

Voy a sortear una Kitchen Aid igualita a la mía. 


Podéis participar desde hoy hasta el 20/08 a las 23.59 haciendo click en este link donde tenéis todos los datos del sorteo:


Y ahora me voy a meter en remojo con mis patitos de goma.

Besos a porrón!


Alma



lunes, 4 de agosto de 2014

Cupcakes psicodélicos de gin tonic


Esta es la segunda receta alcoholizada que publico en poco más de una semana.

Probablemente pensáis que con la crisis de los 30 he decidido darme al alpiste.

Que no puedo soportar la idea de cambiar de década y por ello me alimento de cupcakes emborrachados.

Que la presión de cumplir años me está forzando a chisparme a base de cupcakes.  



Pues no.

Sé que puede parecerlo, pero no... ¡¡¡os juro que ha coincidido!!! 

Sigo más o menos sobria el 99% del tiempo (sigo dándole a la cerveza, como de habitual, no más) así que puedo negar rotundamente que me esté dando al alcohol o a los cupcakes alcoholizados. 

Lo que pasa es que con el verano hay más quedadas, reuniones de amigos, cenas... y lo que más triunfan son los cupcakes chisposos. 

Total, que me paso el día comprando botellas de bebercio para emborrachar mis tartas, cupcakes, bizcochos... ¡¡¡En el Carrefour que tengo enfrente del local deben pensar que tengo un bar secreto!!!

En este caso los cupcakes son precisamente de una de las bebidas que más aborrezco en este mundo. 



Sí. Señoras y señores, odio el Gin Tonic.

Me da vergüenza decirlo pero... ¡¡no puedo soportarlo!!

Sé que es la bebida de moda. 

Que hay mil tipos. 

Que cada vez que pides uno tardan 10 minutos en prepararlo.

Pues no consigo que me guste. ¡¡Me sabe a medicina!!

Pero claro. 

Al resto de mis amigos-familiares-conocidos-y-no-tan-conocidos-que-pasaban-por-ahí sí que les gusta. Y seguro que a vosotr@s también!!!!

Así que me he sacrificado y he hecho esta receta para satisfacer vuestros paladares gin-tonic-maniacos! 


Cupcakes Psicodélicos de Gin Tónic
Receta de Alma Obregón

Ingredientes para 12 cupcakes o 48 minicupcakes

Para el bizcocho:

  • 100 ml de aceite de oliva suave 
  • 200 g de azúcar blanco 
  • 3 huevos M 
  • 200 g de harina 
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal 
  • 120 ml de leche semidesnatada 


Para emborracharlos:

  • 50 ml de ginebra 
  • 50 ml de tónica 


Para la crema:

  • 250g de mantequilla pomada
  • 250g de azúcar glas o icing sugar
  • 4 cucharadas de ginebra 


Precalentamos el horno a 180 °C (160 °C si tiene ventilador).
Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas de papel.
Tamizamos la harina con la levadura química en un bol y reservamos.
Batimos el aceite con el azúcar y los huevos, hasta tener una mezcla homogénea.
Agregamos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. A continuación, añadimos la leche, mezclada con el extracto de vainilla, y volvemos a batir. Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.
Dividimos la masa en 4 boles y teñimos cada uno de un color, usando colorantes en pasta (yo usé los de sugarflair, pastel y normales). Repartimos la mezcla en las cápsulas, echando una cucharada de masa en cada cápsula, sin llenarlas más de 2/3.

 Horneamos 20-22 minutos o hasta que un palillo salga limpio. Mientras se hornean los cupcakes, mezclamos la ginebra con la tónica. Tras sacar los cupcakes del horno, esperamos unos minutos a que se templen. Pinchamos su superficie varias veces con un palillo y los pintamos con el gin tonic. Después los pasamos a una rejilla, hasta que se enfríen por completo.

Batimos la mantequilla con el azúcar glas bien tamizado y, una vez esté blanca y bien cremosa, incorporamos la ginebra. Podemos añadir una cucharada extra de ginebra para un sabor más intenso. Dividimos la crema en 4 boles y teñimos cada uno de un color, usando colorantes en pasta (yo usé los de sugarflair, pastel y normales).

Ponemos todos los colores en una manga pastelera, un poco al tuntún.

Así quedó la manga al terminar, jeje.

Los decoramos de fuera hacia dentro, en sentido de las agujas del reloj. Os saldrán todos un poquito diferentes unos de otros, ya que los colores van saliendo de forma aleatoria. 

Quedan PRECIOSOS! 

Por supuesto podéis hacer esta misma técnica decorativa sin añadirles alcohol. Sólo recordad que para que la masa tenga colores brillantes no podemos partir de una receta de chocolate! Que la masa de chocolate se queda de color marrón!! :) Igualmente mejor si partís de una crema bien blanca :)




Y sea como fuere no olvidéis añadir una pipeta con más gin tonic :) Esto triunfa siempre, al 100%.

Y haced el doble de los que haríais... ¡¡estos vuelan!!

Pues eso, que no me alargo más. Que los hagáis en casa y me contéis!

Yo seguiré contando las horas que me quedan para el fatídico día 21 de agosto. Jeje.

Y justo un mes después tengo el examen del Cordon Bleu y al día siguiente los 100kms de la Madrid Segovia. Arghhhhhhh!!! 






Pues ya solo me queda desearos felices vacaciones.

Que os bañéis en la playa por mi, que en Madrid hace mucho calor y no tengo piscina.

A ver si consigo escaparme a remojar los pies, aunque sea por dos días.

Mil millones de besos!!!!!

Alma

Pd. A mi lo que me gusta es el Ron con Limón :)

Pd2. En el puente de agosto me voy a los Pirineos, bieeeeeeeeeeen!!! Así correré esta locura http://eventos.tempofinito.com/el-ultimo-bucardo/

viernes, 25 de julio de 2014

Emborracha a tus familiares y amigos a base de cupcakes (Cupcakes de nutella y Baileys doble)


Bienvenidos al mundo de Alma y los cupcakes para fiestas.

Alma normalmente hace cupcakes normales. Chocolate, vainilla, nutella... Es una persona correcta y moderada.

Normalmente.

Salvo cuando hay una fiesta.

Cuando hay una fiesta Alma carga tanto los cupcakes que ha llegado a gastar una botella de Baileys en una docena de cupcakes (true story!). También ha llegado a emborrachar tanto una tarta con limoncello que comerse una porción era peor que beberse un chupito.

Cuando hay una fiesta, los cupcakes de Alma podrían hacer que diérais positivo en el control de alcoholemia sin haber siquiera bebido una cerveza.

Sí señor. Soy la reina de los cupcakes alcoholizados. 



Cupcakes de Guinness, de gin tonic, de caipirinha, de mojito... Hago de todos los sabores.

Pero el que más triunfa, SIEMPRE, es este. Nutella y Baileys.

Y además ahora con arma secreta...

Sí. Me he hecho con estas pipetas.

Así que además de almibarar los cupcakes ahora pongo una dosis extra de Baileys fuera de ellos.

Mis víctimas de emborrachamiento cupcakero pueden así decidir si echarlo en el cupcake o sacarlo y bebérselo tal cual.


Doble carga de Baileysssssssssssssss

La receta de la crema es la más sedosa del mundo mundial. Ya vais a ver...

CUPCAKES DE NUTELLA Y BAILEYS DOBLE

Para el bizcocho:

  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 200 g de azúcar blanco
  • 3 huevos M
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal
  • 120 ml de leche semidesnatada


Para el almíbar:

  • 50 ml de agua
  • 50 g de azúcar
  • 30 ml de baileys


Para rellenar:

  • Nutella


Merengue suizo

  • 4 claras de huevo 
  • 220g de azúcar blanco
  • 350g de mantequilla
  • Nutella al gusto (un bote mediano más o menos, jejejeje)

Precalentamos el horno a 180 °C (160 °C si tiene ventilador). Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas de papel.
Tamizamos la harina con la levadura química en un bol y reservamos.
Batimos el aceite con el azúcar y los huevos, hasta tener una mezcla homogénea.
Agregamos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. A continuación, añadimos la leche, mezclada con el extracto de vainilla, y volvemos a batir.
Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.
Repartimos la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3.
Horneamos 20-22 minutos o hasta que un palillo salga limpio.

Mientras se hornean los cupcakes preparamos el almíbar: ponemos a calentar el agua con el azúcar y, cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y añadimos el Baileys

Calentamos las claras con el azúcar al baño maría sin dejar de remover, hasta que la mezcla alcance 50-55 °C (sin termómetro, lo sabrás porque el azúcar estará totalmente disuelto). Pasamos esta mezcla a un bol y montamos a punto de nieve con una batidora de varillas. Cuando esté a temperatura ambiente, añadimos la mantequilla poco a poco (que ha de estar bien pomada). Batimos hasta tener una mezcla sedosa y homogénea. Añadimos nutella al gusto (TODA LA POSIBLE!!!).

Yo separé una parte a la que añadí extracto de vainilla y colorante rosa, para que estuvieran más monos, pero vamos, que podéis hacerlos todos de nutella.

Almibaramos los cupcakes tras pincharlos repetidamente con un palillo. Luego los rellenamos con nutella. Decoramos los cupcakes con la manga pastelera (yo usé la boquilla 1M), rellenamos las pipetas con más baileys y las clavamos en los cupcakes.


Espero que los hagáis y emborrachéis a vuestros amigos y familiares como Dios manda. Que no todo en esta vida va a ser beber Gin Tonics!

Besos a porrón!!!!

Alma

Pd. Hoy han salido las fechas para los cursos de macarons de septiembre!!!!!!! Podéis reservarlos aquí: http://almascupcakes.es/tienda/

Pd2. Hoy es el último día para disfrutar de un 10% en toda la tienda y de regalos extra!!! Haz click aquí para saber más.



lunes, 21 de julio de 2014

Madre mía la que se me viene encima... (Granola de chocolate para desayunar)


1 mes.

31 días.

744 horas.

44.640 minutos.

2.678.400 segundos.

2.678.400.000 milisegundos.

Eso es lo que falta para que llegue el 21 de agosto.

O lo que es lo mismo, para que una servidora cumpla 30 tacos.

Que se dice pronto.

¡30 años!

Yo que de pequeña pensaba que con esta edad ya estaría casada, tendría dos hijos (o tres), un perro y una casita con jardín...

Bueno. 

¡Tengo una gata! 

martes, 15 de julio de 2014

Macarons de vainilla y frambuesa


Probablemente estáis pensando que me he ido de vacaciones. 

Que me he olvidado del blog porque estoy en una playa paradisíaca en algún lugar remoto del pacífico. 

Que me encuentro en Samoa, meciéndome plácidamente en una hamaca con un batido de fruta natural en la mano...

Ojalá fuera así!! Ojalá!!

martes, 8 de julio de 2014

Mi primera carrera de 100kms :)



Empecé a leer "Correr comer vivir" la semana siguiente a correr mi primer maratón, el de Madrid, hace un año y pocos meses.

He de confesar que hasta ese momento yo pensaba que el maratón era la distancia más larga que se corría. Nunca había oído hablar de "ultras", de "ultrafondo" y todas esas palabras que después fui aprendiendo.

Recuerdo que me terminé el libro (que trata de la vida de Scott Jurek, uno de los corredores de ultradistancia más importantes de todos los tiempos) en el viaje a Londres que hice con Ari y Gemma pocos días después, y que estaban hartas de mí porque leía y leía en cualquier medio de transporte en el que nos montáramos.

Recuerdo también que cuando acabé la última página me pensé: "esto es lo siguiente. Quiero correr más de 42,195km".