jueves, 23 de octubre de 2014

Rollo de canela gigante


Sinceramente, no recuerdo la primera vez que probé un rollo de canela.

No sé si fue en algún viaje, o quizá fue en el ikea, todo puede ser.

La verdad es que siento como si siempre los hubiera amado.

Aunque el flechazo total lo tuve en EEUU.

En mi primer viaje a Nueva York, allá por 2008 (¿en serio han pasado ya 6 años? me hago mayor...), estuvimos alojados en un hotelucho cerca del Madison Square Garden.

Cada mañana, Josetxu, Tamar y yo bajábamos a desayunar emocionados por el olor que emanaba del desayunador.


Y es que había pilas y pilas de rollos de canela.

Pegajosos, hipercalóricos, probablemente cargados de grasas hidrogenadas y calentitos.

Foto de aquellos infames (pero deliciosos) rollos de canela. Lo de al lado no tengo ni idea de qué es!!!

Recuerdo que también había una plancha para hacerte tus propios gofres. Y había sirope de arce.

Vale.

El zumo de naranja era de bote.

La masa para hacer los gofres sería de brick.

Y seguro que los rollos de canela venían en bolsas a granel.

Pero leñe, qué feliz fui!!!!

Sí. Llevaba un flequillo infame y calcetines con volantes, ¿qué pasa?

De aquél viaje volví con un oso de peluche, 4 kilos más y habiendo probado algo que en ese momento no pensé que me iba a cambiar la vida. 

Un cupcake de Crumbs!

Tuvieron que pasar 2 años hasta que hice mi primer cupcake.

Cuatro años hasta que horneé yo en casa mis primeros rollos de canela.


Y desde el momento en que aprendí a hacerlos, no he parado de hornearlos.

He ido modificando la receta, poco a poco, a mi gusto, para mejorarla en lo posible.


Ayer, finalmente, me dio por hacer un rollo de canela gigante, que en EEUU es algo muy conocido que se denomina "Cinnamon Roll Cake" y que he visto en infinitos blogs y páginas de cocina.

Lo único que varía para hacerlo es la forma de colocar la masa en el molde.

Hice fotos del paso a paso que podéis ver más abajo, para que os quede perfecto.



ROLLO DE CANELA GIGANTE
(Receta de Alma Obregón)

Para la masa:

  • 650 g harina
  • 1 paquete (7 gramos) de levadura seca de panadero
  • 250 ml de leche
  • 75 g de mantequilla
  • 75 g de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 4 huevos M

Para el relleno:

  • 150 g de azúcar moreno
  • 40 g de harina
  • 120 g de mantequilla pomada
  • 6 cucharaditas de canela

Para el glaseado:

  • 75 g de azúcar glas
  • 2 cucharadas de nata líquida
  • Un chorrito de agua


Ponemos en el bol de la batidora la mitad de la harina con toda la levadura y mezclamos bien. Reservamos. En un cazo, calentamos la leche con la mantequilla, la sal y el azúcar, poquito a poquito, hasta que se derrita la mantequilla pero sin que llegue a hervir.
Ponemos a batir la batidora (a velocidad baja) e incorporamos la leche poco a poco, y después los huevos, uno a uno. Una vez la mezcla es homogénea, batimos unos 3 minutos a velocidad máxima.
Cambiamos al gancho para masas (o comenzamos a amasar sobre la mesa) e incorporamos poco a poco el resto de la harina, mientras batimos a velocidad baja-media.

Tras 3 - 5 minutos, la masa estará elástica. No pasa nada si sigue pegajosa.La pasaremos a un bol grandote, engrasado con aceite de oliva o mantequilla, y lo tapamos con un papel film. Lo colocamos en un lugar que no haga mucho frío. Esperamos entre 1 hora y media y 2 horas, hasta que haya doblado su volumen.

Mientras tanto, preparamos el relleno, batiendo todos los ingredientes. Nos quedará una masa pegajosa. Una vez la masa ha doblado su tamaño, la espachurramos con el puño para dejar que pierda el aire y esperamos 10 minutos.

Estiramos la masa sobre una superficie enharinada hasta lograr un cuadrado de 30 cm x 30 cm. Echamos el relleno por encima... y aquí viene la novedad: cortamos tiras anchas y las vamos enrollando. La primera sobre sí misma y las demás en torno a ella. Las vamos colocando sobre el molde, previamente engrasado.


Si nos sobra algo, podemos hornearlo en un molde individual.



Las dejamos reposar nuevamente una hora, cubiertos por film, hasta que más o menos doble su tamaño. Lo pintamos con un poco de nata de montar y después horneamos a 190º durante 30-35 minutos, hasta que estén dorados y al introducir un palillo salga limpio.



Finalmente, mezclamos todos los ingredientes del glaseado hasta que tengamos una mezcla homogénea. La echamos sobre los rollos antes de servir.

No se me da bien lo de sacar la foto con una mano y glasear con la otra! jajaja

OJO: Si se os seca rápidamente (al día siguiente o así) normalmente se debe a que os habéis pasado de tiempo de horno. Para conservarlos mejor, envolvedlos en film o meterlos en un recipiente hermético. Normalmente aguantan unos 3-4 días bien.




Queda espectacular.

Tuve que endosarle la mayor parte a Gemita porque me lo iba a comer todo y ¡eso no puede ser!

Espero que lo hagáis en casa.



Antes de despedirme os recuerdo que hay 2 sorteos en marcha:


Haz click aquí para ganar el juego:




Haz click aquí para participar en el sorteo de un curso + noche de hotel:


Y ahora sí, me despido.

Gracias por leerme un día más, 

Besos a porrón!

Alma



lunes, 20 de octubre de 2014

CHEESECAKE DE MANTEQUILLA DE CACAHUETE CON OREO (en mayúsculas, sí!)


Os lo avisé en el último post.

Estoy OBSESIONADA. 

Total y absolutamente obsesionada con los Cheesecakes.

Lo cierto es que me venía de lejos la cosa...

He estado revisando el blog y he localizado cheesecake de Nutella, de limón, de dulce de leche, de Red Velvet, de chocolate, de Baileys... y seguro que me dejo alguno.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Barritas de mantequilla de cacahuete y chocolate sin horneado


He vuelto!!!

Sí! He regresado de Chicago con un kilo de más (como mínimo) y con una nueva mejor marca personal en Maratón!!!!

Salí, corrí, sufrí muchisimo y acabé en 3h30, dos minutos más rápido que en el Maratón de Sevilla. Aún no me lo creo, pensando que no hace ni un mes que corrí los 100kms de la Madrid Segovia.

domingo, 5 de octubre de 2014

Brownie de chocolate con oreo


El otro día fui al súper.

Vi que vendían un mix para brownie con oreo.

Así que al llegar a casa hice brownie.

Le eché oreo.

Luego le eché chocolate.

Y de nuevo le eché oreo.

Lo metí en la nevera.

Y el resto es historia!!!

lunes, 29 de septiembre de 2014

Cheesecake de dulce de leche (y sorteo Le Creuset)



Hoy os traigo una receta de Cheesecake de Dulce de Leche BRUTAL.

La hice el jueves pasado pese a mi falta de sueño.

Sí. Reíros pero desde hace una semana tengo una pesadilla recurrente.

Estoy en mi cocina, preparando un plato de esos que me gustan a mí con muchas verduras y un cereal raro tipo quinoa o bulgur.

Peso los ingredientes, pico las verduras... y entonces saco del armario una súper cocotte rosa.

ROSA.



miércoles, 24 de septiembre de 2014

Objetivo: Cupcake Perfecto 2, ¡ya a la venta!

Cupcakes de Ispahan, receta del libro

¡¡Ha llegado el día!!

Hoy sale a la venta "Objetivo: Cupcake Perfecto 2".



Está a la venta en todas las librerías del país y también podéis comprarlo en mi tienda online desde toda Europa o en Amazon para todo el mundo.

Tiene un capítulo entero dedicado a recetas con chocolate, otro dedicado íntegramente a cupcakes "con chispa" (vamos, con alcohol), uno de recetas inspiradas en dulces internacionales...

Cupcakes de Gin Tonic, extraída del libro

Cupcakes de Donuts, extraída del libro

Estaré próximamente firmando el libro en Madrid y Barcelona:

MADRID

- FNAC CALLAO, el día 2 de octubre a las 19.30
- FASHION CAKE (Ifema), el día 17 de octubre a las 18.30 en el stand de FNAC

BARCELONA

- Feria del corredor de la Carrera de la Mujer (Pabellón 2 de la Fira de Barcelona), el día 18 de octubre a las 13.30 (hay que inscribirse aquí http://feriasportwoman.es/talleres)
- Próximamente otra fecha en Barcelona!!!


Estoy deseando veros allí!!!

Mil besos

Alma

Pd. Hoy publicaremos en facebook los ganadores del sorteo por el cuarto cumpleblog. ¡Dadme tiempo que me tengo que leer casi 2000 comentarios para poderlos meter en random.org! jajaja.


lunes, 22 de septiembre de 2014

Barritas de oreo (soy CHEF!! ya soy CHEF!!!!)



Señoras, señores, soy Chef de Repostería por Le Cordon Bleu.

Sí.

Desde el viernes pasado a las 22.30 de la noche, he pasado a ser la Chef Alma.

Aunque cada vez que digo Chef Alma me imagino a mí misma así:


O mejor aún...



Jajajaja.

Pero fuera de bromas, lo cierto es que aún no me creo que tengo el título!!!

Y es que tras 9 meses de clases, superar el exámen de básico y de intermedio, el viernes pasado superé el examen final de Pastelería Superior. Estuvimos 6 horas metidos en las cocinas, preparando cada uno macarons de chocolate, bombones de chocolate negro y praliné y una tarta de vainilla y chocolate con decoración de chocolate negro.

He de decir que pocas veces me he encontrado tan mal antes de un examen. Me encontraba mal, tenía ganas de vomitar, me temblaban las piernas, las manos, las orejas...

Durante el examen tuve un par de momentos en los que pensé que me iban a traicionar los nervios pero finalmente terminé con bastante tiempo y tras recoger me dispuse a recoger mis cosas y limpiar el puesto de trabajo.

Una hora más tarde de terminar el examen me dieron el resultado y casi me da un chungo!!!!!!!

Cara de felicidad y agotamiento a partes iguales

Claro que al día siguiente me tuve que levantar a las 5:30 de la mañana para ir a correr los 100kms de la Madrid-Segovia...

Pero eso es otra historia que podréis leer aquí: http://blogs.runners.es/elblogdealma/2014/09/22/mis-100km-madrid-segovia/

Total.

Que para celebrar que soy Chef Alma, he decidido publicar esta receta que sin duda provocaría la muerte inmediata de más de un chef.

Es la receta más simple, gocha y terriblemente deliciosa de la historia de las Oreo.

Se me ocurrió a raíz de la receta de barritas de chocolate blanco un día que tenía las uñas rojas y ganas de comer oreo.


Así que tomad nota...


  • 450g de chocolate blanco
  • 400g de leche condensada
  • 450g de galletas tipo oreo
  • Un montón de mini oreos


Engrasamos un molde rectangular y lo forramos con papel de horno.

Trituramos las galletas ENTERAS con la picadora o la Thermomix (o las metemos en una bolsa de plástico y las trituramos con el rodillo).

Calentamos a fuego lento 300g de chocolate blanco con la leche condensada. Cuando se haya derretido, retiramos del fuego y añadimos a las galletas trituradas. Mezclamos muy bien (tendréis que usar incluso las manos).

Repartimos esta mezcla por la base del molde, aplastando bien.

Derretimos al baño maría el resto del chocolate y lo extendemos por encima de la base de galleta.

Colocamos las mini oreo en orden.

Enfriamos una hora en la nevera.

Desmoldamos y cortamos en rectángulos o cuadrados.



Es una BOMBA.

Absoluta.

Una BOMBA mortalmente maravillosa.



Y en diciendo esto me despido.

Que tengo que poner MUCHAS lavadoras (muchas). Es lo que tiene correr un ultramaratón con tu chico... que toda la ropa sucia se multiplica por dos!!!

Os dejo aquí el video de mi Madrid-Segovia:






Mil millones de besos,

Chef Alma XDDDDDDDDDDD



PD. Aún podéis participar en el sorteo del Cumpleblog! http://www.objetivocupcake.com/2014/09/cuarto-cumpleblog-sorteito-al-canto.html

PD2. Si habéis participado en el sorteo de las pulseritas, esta noche o mañana mismo anunciaremos todos los ganadores en instagram y twitter!